domingo, 28 de octubre de 2007

El orfanato

Dirección: J.A. Bayona.
Guión: Sergio G. Sánchez.
Reparto: Belén Rueda, Fernando Cayo, Roger Príncep, Geraldine Chaplin, Montserrat Carulla, Mabel Rivera, Andrés Gertrúdix.


El orfanato es un caso único en el cine español. Ha superado en recaudación a todas y cada una, excepto a Torrente 3 (y luego nos quejamos de que sólo hacemos películas malas), incluso a las de Amenábar, y eso que Los otros incluso contaba con un reparto internacional. Avalada por Guillermo del Toro, director de Hellboy, El espinazo del diablo o, más recientemente, El laberinto del fauno, que le valió unos cuantos Oscars a España aun siendo su creador mejicano, no es de extrañar que la película de Juan Antonio Bayona se haya beneficiado del muchísimo bombo que se le ha dado. Y no sólo en taquilla, sino que también ha sido seleccionada para representar a España en los Oscars. Anda que no sabemos ni nada.

Una mujer, Laura, va a vivir con su marido y su hijo Simón al orfanato donde se crió. Su intención es organizar allí una residencia para niños discapacitados mentales. Las cosas, por supuesto, se tuercen; Simón, que es adoptado y tiene SIDA, tiene amigos imaginarios, y en la casa hace unos cuantos más. Seis, concretamente. Una serie de acontecimientos que mejor no relato hacen que Laura se de cuenta de que los amigos imaginarios no son precisamente imaginarios. Y menos amigos.

Nos encontramos con un filme de terror muy sólido, que mantiene el ritmo durante casi todo el metraje (el interés decae ligeramente al inicio del último cuarto, más o menos, pero se recupera y se intensifica), y que cuenta con un reparto femenino notable: no solo Belén Rueda, que se ha desaprovechado vergonzosamente en la televisión, nos obsequia con una gran actuación, sino que también lo hace una Geraldine Chaplin en estado de gracia en el papel de una médium. Cuesta encontrar una película de terror que, al menos, mantenga en tensión al espectador desde el inicio de la acción en sí hasta el final, pero El orfanato lo consigue.


Todos sabemos lo complicado que es innovar en general, y en cine en concreto, y ni Sergio G. Sánchez, guionista, ni Bayona han hecho algo nuevo. Vale que la película funciona bien en conjunto, pero es que se para uno a pensar y, salvo la explicación última de los acontecimientos, todo ha sido tomado de filmes, muchos de ellos muy conocidos. La influencia más clara es Los otros (niño enfermo y con amigos invisibles que están en una casa nueva con su madre escéptica, fenómenos fantasmagóricos, madre que se vuelve loca, etecé), pero también hay mucho de El espinazo del diablo (orfanato con fantasmas de niños siniestros, enfermedades) y de ese bazofio que era la francesa El internado (las escenas finales son una copia descaradísima de las de ésta, pero más inteligibles, y hasta en el título las confunde uno). Lo mejor: que todo está perfectamente ensamblado, de forma que, en conjunto, todo funciona mejor que en las tres anteriores. Hay más influencias, me imagino, pero no se me ocurre ninguna tan clara.

Una cosa que, creo, sí ha aportado la cinta es que hay un lápsus temporal a la mitad del metraje; es decir, que a parte del típico prólogo ocurrido treinta años antes y tal, hay un intervalo de seis meses entre las dos partes en que se divide la película. Otra cosa que creo original y me ha parecido la mejor escena es la de "Un, dos, tres, toca la pared". Tremendo. Por cierto, a eso en Cataluña le llamamos "Pica paret", pero creo que en el resto de España es "Escondite inglés", no "Toca la pared". Qué más dará, ¿no? Comentar también que lo único de todo el filme que podría considerarse como muestra del estilo propio del director son las dos o tres imágenes altamente desagradables, que a las mentes de persona normal (de esto se deduce que me excluyo de tal clasificación) le molestarán. A parte, dos o tres respingos cabronazos, musiquita tétrica y subidas de volumen que ya parecen cosa obligada, y creo que no se me olvida nada.

En definitiva: El orfanato es una muy buena película, con un gran final, sorprendente pero no tan rebuscadísimo e hijo de puta como el de otras obras del género, pero que pierde si uno se da cuenta de que no tiene nada de original. De todas formas, Tarantino también toma muchísimas ideas y tramas de películas (no tan conocidas, eso sí) y poca gente le critica. Yo por descontado que no. Además, siempre se agradece una película de terror de calidad, más si es española... y mejor esto que Torrente 3, ¿no?


Valoración: 6,5/10.

3 comentarios:

Patri dijo...

A mi me gustó El Orfanato, aunque tiene muchos elementos tópicos de las películas de este género, pero cumple su función, que es dar un poquito de miedo, y al final hacer llorar.
Merece la pena verla.

Patri dijo...

Opino lo mismo que tu sobre Tim Burton, es mi director favorito desde hace muchos años.
En cuanto a lo de Grim Fandango he oído y leído rumores sobre ello, pero parece que de momento está liado con The Sprook´s Apprentice.
Pero haga lo que haga estaré deseando verlo!

Ali dijo...

Hum! a mi me gustó, si entretenida y eso pero no tiene el punto de peli de terror que me fascina, de todas formas es mucho mejor que otras del estilo.
Conoces "Al final de la escalera"??
Seguro que si, sino, a descargaar!!.
Y no te gusta Amenabar?? puf yo vi cortos de el cuando no era nadie y me encantaron ;).