sábado, 1 de diciembre de 2007

REC

Dirección: Jaume Balagueró y Paco Plaza.
Guión: Jaume Balagueró, Paco Plaza y Luiso Berdejo.
Reparto: Manuela Velasco, Ferran Terraza, Jorge Yamam Serrano, Pablo Rosso, María Lanau, Carlos Vicente, Carlos Lasarte.


Parece ser que Hollywood ha encontrado en España su nueva fuente de ideas para cine de terror. Tras una ola de remakes mayoritariamente lamentables de buenas películas japonesas (The Ring, Dark Water), este año les ha tocado el turno a los filmes españoles: tanto El orfanato como REC tendrán sus propios remakes. Probablemente también Los cronocrímenes, del dios del ingenio Nacho Vigalondo (mecagoenlaputaquieroquelaestrenenyaenestamierdadepaísdesubnormales). Qué miedo, joder; si ya lo de Vanilla Sky fue un atropello... en fin. La verdad es que no sabía muy bien qué poner en la introducción; podría haber comentado lo que sea sobre los directores. Qué más da; ya no hay vuelta atrás. No estamos en Los cronocrímenes (¡Dios!, qué bien insertada esta relación).

En REC, una reportera de televisión va, junto a su cámara, a pasar una noche con un equipo de bomberos para ver cómo trabajan. La cosa se presenta aburrida pero, afortunadamente, reciben una llamada: hay que ir a un bloque de pisos. Al parecer, los vecinos han oído gritos provenientes del piso de una anciana. Cuando los bomberos y el equipo de televisión entran en la vivienda acompañados por dos policías, la mujer muerde a uno de estos. Ya podéis imaginar cómo sigue el tema.


REC es una muy buena película, más que probablemente la mejor de terror que se ha estrenado este año en nuestro país. Y, a estas alturas, difícil que sea superada. Siendo sus más claras fuentes de inspiración ese engaño que era El proyecto de la bruja de Blair y la enorme 28 días después (incluso La comunidad, por la cosa del edificio cerrado y los vecinos hijos de puta), la película nos presenta esa reciente cepa del cine gore de zombis que es el cine de infectados unido al terror psicológico que tan bien consigue la cámara en mano, efecto intensificado por el hecho de que los actores no tenían el guión entero, o éste no era seguido al pie de la letra por los directores; de tal modo, los sustos de los actores son en muchas ocasiones reales.

REC es previsible, sí, de la misma manera que es previsible siempre el cine de sustos, pero en este caso la espera que precede al brinco -y al chillido más típico del sector femenino- es más angustiosa que en ningún otro caso que yo recuerde. Esto se produce básicamente por el ya mencionado efecto de la cámara en mano (que por cierto también nos regala planos impresionantes, como ese en que cierto personaje ahoga a cierto ser) y por la conseguidísima atmósfera de opresión en que tantas buenas películas de terror se basan.

Por suerte, el guión, los directores, la productora, quien sea, no tiene reparos en mostrarnos escenas desagradables, que poseen mucho más del toque Balagueró que la hora y cuarenta de Frágiles, por ejemplo: máscaras de gas, fluidos, seres gordoamorfos, etecé (etecé es que no se me ocurren más elementos). En cuanto a Plaza... para mi vergüenza, no he visto casi nada de él, sólo Abuelitos. Y sí, abuelitos hay.


Además tenemos una crítica social muy conseguida, tanto en el tono de espectáculo morboso que la reportera (genial Manuela Velasco; a partir de ahora me tomaré en serio a todas las presentadoras que dicen que son ante todo actrices. Menos a Kira Miró, claro.) imprime a su trabajo como en el fidelísimo retrato de la comunidad de vecinos, racista, hipócrita y real.

En conclusión, nos encontramos con un filme de terror altamente recomendado, sobretodo si se ve en una sala con poca gente (qué cortarrollos son muchos, joder), que cuenta con un ambiente tenso casi constante, aunque lastrado por los minutos de una calma intermedia demasiado alargada, con humor negro, crítica social, ciertos elementos cinéfilos de serie B y una última media hora insuperable. Eso sí: prometeos firmemente que, después de verla, no pegaréis a ninguna vieja ni a ningún perro.

(Ya aparte: cuando estábamos volviendo del cine, ha salido por una puerta de una casa repentinamente una abuela en camisón, a sacar la basura, diría. No veas qué susto.)


Valoración: 7,5/10.

1 comentario:

Ali dijo...

La estoy descargando y se quedó ahi parada, tengo muchísimas ganas de verla, si arranca la veo hoy por la noche.

Me gusta mucho tu blog.